¿Duermes pero no descansas? Te interesa leer esto

¿Sabías que aproximadamente el 45% de la población mexicana tiene algún tipo de problema relacionado con el sueño? Dentro de ellos, los ronquidos o la apnea del sueño son las más frecuentes, pudiendo llegar al insomnio y otros trastornos menos frecuentes.

 

Dormir es una actividad de gran importancia para el cuerpo, debido a que nos permite tener una recuperación correcta a nivel mental y física. El sueño es muy importante porque afecta muchos de los sistemas del cuerpo. No dormir lo suficiente o tener sueño de mala calidad aumenta el riesgo de problemas cardíacos y respiratorios y afecta el metabolismo y la capacidad de pensar con claridad y concentrarse en las tareas.

 

En niños y adolescentes, el sueño también promueve el crecimiento y el desarrollo. No dormir lo suficiente con el tiempo puede aumentar el riesgo de problemas de salud crónicos (a largo plazo). También puede afectar la capacidad de razonamiento, reacción, trabajo, aprendizaje y convivencia con los demás. 

 

El sueño y el sistema circulatorio

Durante el sueño, el sistema parasimpático controla el cuerpo, y el corazón no trabaja tanto como cuando estamos despiertos.

.

Las personas que no duermen lo suficiente o se despiertan con frecuencia durante la noche pueden tener un mayor riesgo de:

 

  • Miocardiopatía isquémica
  • Presión arterial alta
  • Obesidad
  • Accidente cerebrovascular 

sueño-1

¿Sabes qué es la salud mental? Te contamos más.

 

El sueño y el metabolismo

Existen  estudios que han mostrado que la calidad deficiente del sueño puede conducir a:

  • Niveles más altos de las hormonas que controlan el hambre, incluidas la leptina y la grelina, en el interior del cuerpo
  • Disminución de la capacidad de responder a la insulina
  • Aumento del consumo de alimentos, en especial alimentos con grasa, dulces y salados
  • Disminución de la actividad física
  • Síndrome metabólico 

 

El sueño y el sistema respiratorio

A la hora de dormir, respiramos con menos frecuencia y menos profundidad e inhalamos menos oxígeno. Esto puede provocar problemas en personas que tienen afecciones de salud, como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

 

Los síntomas del asma suelen empeorar durante el sueño las primeras horas de la mañana, al igual que los problemas respiratorios en personas que tienen enfermedades como la EPOC.

 

Recomendaciones para un mejor descanso

Existen distintos orígenes en los trastornos del sueño, pero los malos hábitos son un tema muy recurrente que suele afectar.

 

Las horas que duermes y su calidad se pueden ver influenciadas por el horario de ir a la cama, ya sea por ver la televisión, leer o utilizar otros dispositivos electrónicos; también hacer ejercicio antes de dormir puede afectar el ciclo del sueño.

 

Otros factores que pueden generar trastornos del sueño es la ingesta de alimentos, sobre todo por la noche. Se recomienda no cenar abundantemente y limitar el consumo de productos como el café o té, ya que podrían mantenerte despierto más tiempo.

 

Descansar de manera correcta ayuda a la persona a tener un mejor desarrollo en el rendimiento físico y emocional. Si necesitas apoyo de un especialista, te invitamos a descargar nuestra app y agendar una asesoría SIN COSTO con un psicólogo.