¿Cómo mejorar la relación entre el doctor y los pacientes?

El doctor y el paciente tienen que tener una relación basada en respeto, comunicación efectiva y atención personalizada. De esta manera podemos asegurar un mayor número de consultas exitosas que resultan en más pacientes sanos y satisfechos. 

Primero que nada se debe establecer una base de respeto entre ambos. El doctor debe de hacer sentir al paciente importante, transmitirle sentido de paz y de que está en buenas manos.  Un ejemplo sería que el doctor le comparta sus credenciales al empezar la consulta. Esto tranquilizará a los pacientes ya que sabrán que están siendo atendidos por un profesional con experiencia.

Al tratar a los pacientes con respeto y profesionalismo con el doctor puede disminuir la tensión y el miedo y transformarlo en confianza. Esto ayudará a que el paciente tome en serio las recomendaciones y diagnósticos del doctor. Logrando de esta manera soluciones útiles durante el tratamiento de los pacientes.

En segundo lugar está la comunicación efectiva. Muchos pacientes se estresan y tienen miedo de asistir a consultas médicas. 

Los doctores deben de calmar a los pacientes explicando de forma fácil de entender el procedimiento que se va a llevar a cabo para el diagnóstico y los pasos a seguir. Si el paciente no entiende los términos médicos, el doctor debe de encontrar la forma de explicar los conceptos en una manera que el paciente comprenda. Si un paciente entiende el porqué se le están haciendo ciertas pruebas, lo que se espera encontrar y el diagnóstico que le dieron, es más probable que tenga una experiencia positiva. Esto no solo ayuda a que tenga una recuperación exitosa sino a que también recomiende el servicio de este doctor a sus conocidos.

En Estados Unidos realizaron entrevistas a los doctores y a sus pacientes para conocer más sobre su experiencia positiva, un caso de éxito es el siguiente:

“Me encanta mi cirujano de espalda. Me hizo una cirugía menos invasiva lo cual fue mejor para mi pero mas complicada para él, él siempre estuvo calmado y fue transparente con la información que nos daba,entendió que yo no era su típico paciente, él fue directo a la raíz de mi problema.

Cuando me levanté de la cirugía toda mi pierna izquierda estaba paralizada y él ayudó a calmarme y me explico la situación de porque me había pasado esto. Me explico que si no funcionaba la pierna al final del día tendremos que hacer movimientos forzados para que empiece a sentirla.

 Cuando regresó después de una hora yo ya podía mover el dedo gordo del pie y hasta él se emocionó y me transmitió esa emoción y me dijo que eso era excelente. Gracias a la comunicación que tuvo el doctor conmigo y con  mi familia ahora puedo salir a correr y a hacer actividades con mis piernas.”

—E.R , paciente

El último elemento para mejorar la relación con el paciente es la atención personalizada. Los pacientes deben tener una experiencia positiva al tener una consulta.  Cada uno trae un síntoma o una razón única por la cual asistir al médico  y les gustará que el doctor los trate de forma especial. Esta atención puede comenzar desde que entra el paciente al consultorio. Sin embargo, hay una serie de cosas que el doctor puede hacer para mejorar la atención con el paciente. 

Por Ejemplo:

  • Recordar el nombre del paciente.
  • Romper el hielo con un poco de conversación antes de entrar a la consulta.
  • Elogiar una prenda de vestir o accesorio del paciente.
  • Contar una experiencia personal relacionada con el problema del paciente.

Esto hará que el paciente se relaje y se sienta más cómodo. Si a los pacientes les agrada ir con un doctor y no lo ven como una situación estresante van a regresar cuando tengan un problema.

 

Al final del día los pacientes quieren un doctor en el que siempre puedan contar con su ayuda y su consejo. El doctor que siembra una relación efectiva con sus pacientes  basada  en respeto, comunicación y atención logra aumentar las consultas exitosas y aumentar su número de pacientes mientras que mejora la experiencia médica.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *